viernes, 16 de febrero de 2018

GANADORES ::: SORTEO "2222"

¡Buenos días a todos!

Hoy toca la resolución del sorteo de la novela 2222, del escritor P.L. Salvador, así que sin más dilación vamos con las ganadoras :)


¡Enhorabuena a las dos!

Tenéis 48 horas para reclamar vuestro premio. Mandadnos un email con vuestros datos a nuestro correo electrónico lasinquilinasdenetherfield@gmail.com. Los dos libros los enviará el autor. Si lo queréis dedicado, avisadnos cuando nos mandéis los datos.

Lo dicho, mil gracias a todos por participar, y prontito llegamos con más sorteos :)

miércoles, 14 de febrero de 2018

CUANDO PROUST VISITÓ NETHERFIELD #4 ::: TERESA HERNÁNDEZ

¡Hola a todos!
 
Los cuestionarios Proust van viento en popa, y aquí venimos con el cuarto de ellos.
 
En esta ocasión os traemos a la escritora Teresa Hernández, de la que hemos reseñado tres libros desde que abrimos las puertas de Netherfield, y que ha sido tan amable de acceder a contestar nuestras preguntas.
 
Sin más dilación, ¡a por el cuestionario!




TERESA HERNÁNDEZ DÍAZ

-Doctora en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid.
-Su primer premio literario fue un lote enorme de libros en un concurso organizado por la extinta editorial Bruguera por asegurar, siendo niña, que de mayor quería ser escritora.
-Ganadora I Concurso Internacional de Microrrelatos organizado por la Latin Heritage Foundation.
-Accésit II Premio de Narrativa de la editorial Mablaz con Las esquinas de mi cabeza.
-Finalista I Certamen de Narrativa Alfar con Crónica ministerial
-Finalista V Premio Narrativa LM con Las heladas lunas de Júpiter
-Ganadora III Premio de Narrativa de la editorial Mablaz con La galería de los susurros.




BIBLIOGRAFÍA

  

CRÓNICA DE UN ADOSADO (2013)
PALABRAS DE AGUA
Enlace EDITORIAL

Gloria Tabernero es una profesora divorciada que vive junto a su hijo y su padre en una urbanización aislada a las afueras de Madrid. En «Crónicas de un adosado» seremos testigos de su vida cotidiana junto a sus allegados, vecinos, alumnos y demás fauna (borregos y pavos incluidos).



LA DAMA DE LAS CAVERNAS NO TIENE JARDÍN (2014)
BABYLON
Enlace EDITORIAL

Verónica Abad es una periodista insomne que sufre trastornos emocionales. Cuando accidentalmente llegan a sus manos unas viejas cartas sobre las que no tenía conocimiento, descubre que su madre mantuvo un misterioso romance años antes de darle la vida. Movida por la necesidad de reconstruir su pasado, viajará a Cuba en busca de respuestas, en donde descubrirá una apasionante historia de amor que hará suya.Con esta intensa novela, Teresa Hernández te deleitará gracias a su hábil prosa y una trama que gira en torno a personajes memorables, con gran sensibilidad y elegancia.

LAS ESQUINAS DE MI CABEZA (2016)
LIBROS MABLAZ
Enlace RESEÑA
Enlace EDITORIAL

Ante la grave enfermedad de su hija, Ángela se ve obligada a quedarse al cargo de su nieta, una adolescente desorientada y de personalidad difícil. Son dos personas con caracteres opuestos que han mantenido un trato escaso, por lo que su relación es complicada. En un intento por acercarse a la niña, Ángela, guiada por la música y por los hombres que han marcado su vida, le descubre a la verdadera mujer que habita dentro de ella.
La novela se divide en cuatro bloques que se corresponden con sus amores adolescentes, los de juventud, los prohibidos y los lascivos. Estos capítulos se unen entre sí mediante una serie de relatos cortos que se enmarcan dentro del realismo mágico, cuyo desenlace y razón de estar se descubre al final de la obra.



LA GALERÍA DE LOS SUSURROS (2017)
LIBROS MABLAZ
Enlace RESEÑA
Enlace EDITORIAL

El término "galería de los susurros" en arquitectura define a un edificio con capacidad de transportar un sonido leve a otras partes de su espacio. En esta novela se refiere a las voces que han pasado de generación en generación y que han permitido recomponer la historia de una saga familiar ubicada en las frías tierras sorianas desde el siglo XIX hasta la actualidad. Se trata de un paseo por la historia que convierte en protagonistas a personas anónimas de cinco generaciones sucesivas.



KARA: LA SONRISA OCULTA DE VENUS (2017)
JAVLSA23
Enlace EDITORIAL 

Kara es una agencia de detectives privados con sede en Memphis (Tennessee) que posee distintas delegaciones diseminadas por Europa, una de ellas en Madrid; en ella colaboran profesionales de idiosincrasia contrapuesta que se presentan en la novela como un mosaico colorista y variopinto. Los personajes inducen al juego con el lector y mientras algunos resultan cercanos y es fácil empatizar con ellos para compartir sus angustias y complejos, otros aparecen distantes o misteriosos. En La sonrisa oculta de venus, una adinerada familia de empresarios se presenta con el caso de un robo que tiene como trastienda un complejo entramado familiar. Los sondeos sobre el saqueo reorientan la investigación y la centran en escenarios y personajes que aparecían como secundarios. La acción se desplaza de Madrid a la provincia de Cádiz seccionando los sucesos que ocurren entre los dos enclaves. El asesinato de una misteriosa mujer de origen ruso desencadena en el despacho un torrente de emociones que alteran las relaciones profesionales y personales que unen a los protagonistas.

KARA es una agencia de detectives privados con sede en Memphis (Tennessee) que posee distintas delegaciones diseminadas por Europa, una de ellas en Madrid. En la Sonrisa Oculta de Venus, una adinerada familia de empresarios se presentacon el caso de un robo que tiene como trastienda un complejo entramado familiar. Los sondeos sobre el saqueo reorientan la investigación y la centran en escenarios y personajes que aparecían como secundarios. La acción se desplaza de Madrid a la provincia de Cádiz seccionando los sucesos que ocurren entre los dos enclaves. El asesinato de una misteriosa mujer de origen ruso desencadena en el despacho un torrente de emociones que alteran las relaciones profesionales y personales que unen a los protagonistas. "KARA, La Sonrisa Oculta de Venus" es una novela de trama policial en la que cada personaje aporta un matiz diferente dependiendo de su carácter; resulta así una mezcla de novela negra con comedia y un toque de chick lit.

Leer más: https://teresahernandez.webnode.es/products/kara-la-sonrisaoculta-de-venus/
KARA es una agencia de detectives privados con sede en Memphis (Tennessee) que posee distintas delegaciones diseminadas por Europa, una de ellas en Madrid. En la Sonrisa Oculta de Venus, una adinerada familia de empresarios se presentacon el caso de un robo que tiene como trastienda un complejo entramado familiar. Los sondeos sobre el saqueo reorientan la investigación y la centran en escenarios y personajes que aparecían como secundarios. La acción se desplaza de Madrid a la provincia de Cádiz seccionando los sucesos que ocurren entre los dos enclaves. El asesinato de una misteriosa mujer de origen ruso desencadena en el despacho un torrente de emociones que alteran las relaciones profesionales y personales que unen a los protagonistas. "KARA, La Sonrisa Oculta de Venus" es una novela de trama policial en la que cada personaje aporta un matiz diferente dependiendo de su carácter; resulta así una mezcla de novela negra con comedia y un toque de chick lit.

Leer más: https://teresahernandez.webnode.es/products/kara-la-sonrisaoculta-de-venus/

CRÓNICA MINISTERIAL (2017)
PALABRAS DE AGUA
Enlace RESEÑA
Enlace EDITORIAL

La vida de Ángela resulta de lo más convencional. Es madre de dos hijos, una adolescente y un pequeño, esposa de un fiscal y funcionaria del ministerio de hacienda. En el trabajo pasa el tiempo tramitando expedientes de compras y lidiando con compañeros peculiares que casi siempre resultan molestos. El ministerio es un lugar aburrido y casposo a menos que se vea a través de un cristal especial, por eso ella prefiere ponerse unas gafas que convierten lo que es gris en azul turquesa. Crónica ministerial es un relato que muestra la cara más divertida de la vida cotidiana.

1. Rasgo principal de mi carácter: Tenacidad.

2. Cualidad que prefiero en un hombre: La honradez.

3. Cualidad que prefiero en una mujer: La honradez.

4. Lo que más aprecio de mis amigos: El cobijo que te ofrecen.

5. Mi principal defecto: No escuchar lo suficiente.

6. Mi ocupación preferida: Escribir.

7. Mi idea de felicidad perfecta: Llevar una vida relajada con mucho tiempo libre.

8. Mi mayor desgracia sería: Ver morir a uno de mis hijos.

9. Mi color y flor favoritos: El color albero y las lilas.

10. De ser otra persona o un objeto, me gustaría ser... Persona siempre, nunca objeto. Leonardo Da Vinci.

11. País en el que me gustaría vivir: De cara al Mediterráneo, sin duda.

12. Mi mayor extravagancia: Conducir con unos zapatos viejos, pero viejos, viejos.

13. Mi compositor y pintor preferidos: Freddie Mercury y Sorolla.

14. Palabra o frase que repito a menudo: Pero vamos a ver…

15. Mis héroes y heroínas de la vida real: Los visionarios que se embarcan en proyectos imposibles.

16. Mi nombre favorito: Alejandro.

17. Lo que odio por encima de todo: La corrupción.

18. Personajes de la historia que más desprecio: Fernando VII, Alfonso XIII.

19. Cómo me gustaría morir: De un paro cardíaco a partir de los 90 años.

20. Mi estado habitual de ánimo: Tranquilo.

21. Don de la naturaleza que me gustaría poseer: Saber pintar.

22. Faltas que me inspiran la mayor indulgencia: Las de juventud.

23. Ocasiones en que suelo mentir: Para salir de un atolladero.

24. Mi lema favorito: Más vale que la inspiración te pille trabajando.

25. Mis autores favoritos en prosa: Paul Auster, Leopoldo Alas Clarín.

26. Mis poetas favoritos: Rafael Alberti.

27. Mis héroes preferidos de ficción: Fitzwilliam Darcy.

28. Mis heroínas favoritas de ficción: La princesa Leia.

29. Libro que siempre recomiendo a quien me pregunta: El jinete polaco, de Muñoz Molina.

30. Prejuicios como lectora: Los libros demasiado largos.

31. Manías como escritora: No tengo ninguna en especial.

32. Lo primero que hago al entrar en una librería: Respirar hondo.

33. Lo más bonito que me ha dicho un lector: Que se ha reído como un niño conmigo.

34. Libro que estoy leyendo: Cartas a una extraña, de Mercedes Pinto.
35. Libro que no leería nunca: Hay muchos. No leería ninguno de autoayuda ni tampoco la trilogía de Grey y similares que aparecieron como setas.

36. Autor del que siempre espero su próxima novela: Lorenzo Silva.

37. Locura que he hecho por un libro: No recuerdo ninguna.

38. Clásico imprescindible: La Regenta.

39. Clásico que me ha defraudado: El libro de la ciencia, de Pío Baroja.

40. Libro que me hubiese gustado escribir: Muchos. Por decir uno, El viejo y el mar, de Hemingway.

41. Mi sueño como escritora: Ver alguna de mis novelas en el cine.

42. Personaje favorito de toda mi obra literaria: Salomón Twice, de mi novela El mago que buceaba al otro lado del mundo.

43. Si mi última obra fuese un estado de ánimo sería… expectante.

44. Mi última obra publicada le gustará a quien le guste: Reírse.

45. Despedida libre: Me gustaría aconsejar a los lectores que den una oportunidad a los escritores menos conocidos. Existen verdaderas joyas entre ellos que lamentablemente quedan en el limbo por falta de promoción. También quiero agradecer a las inquilinas de Netherfield la oportunidad de responder a este cuestionario que me permite acercarme a los lectores.



¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS, TERESA!!
¡¡EN MARZO SEGUIMOS CON MÁS CUESTIONARIOS!!

lunes, 12 de febrero de 2018

RESEÑA (by MB) ::: CRÓNICA MINISTERIAL - Teresa Hernández





Título original: Crónica ministerial
Autora: Teresa Hernández 
Editorial: Palabras de agua
Páginas: 256
Fecha de publicación: 2017
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 15 euros 
Ilustración de cubierta: Kike Alapont
 
La vida de Ángela resulta de lo más convencional. Es madre de dos hijos, una adolescente y un pequeño, esposa de un fiscal y funcionaria del ministerio de hacienda. En el trabajo pasa el tiempo tramitando expedientes de compras y lidiando con compañeros peculiares que casi siempre resultan molestos. El ministerio es un lugar aburrido y casposo a menos que se vea a través de un cristal especial, por eso ella prefiere ponerse unas gafas que convierten lo que es gris en azul turquesa. 
 
Crónica ministerial es un relato que muestra la cara más divertida de la vida cotidiana.

Mirándola con los ojos que las primeras impresiones plasman y retienen en nuestro cerebro, podemos pensar: "Ángela solamente es la funcionaria que nos puede tramitar un expediente". Así es cómo se nos presenta y cómo nos la encontramos en la primera página: enclavada en el puesto ministerial correspondiente (fijo, inamovible, calentito y confortable), pero soñando con el más allá, esa realidad que existe al otro lado del cristal de su ventana.

Ángela es todo eso y más. No es solo una figura hierática, estable y estancada que no siente ni padece, sino todo lo contrario. Es mujer, esposa, madre, hija, compañera, jefa... y así hasta llegar a su esencia, esa que está libre de todo juicio y pensamiento: es Ángela, la persona.

En Crónica ministerial se nos invita a pasar al otro lado de la mesa de un funcionario, descubriendo así que de alguna manera estos no son seres uniformados, iguales y con un pensamiento único, residentes del Olimpo o habitantes a otro planeta. Pertenecen, como todos nosotros, a la especie de los humanos, y, como el resto de los mortales, sienten y padecen en mayor o menor medida, estando determinados y limitados sus sentimientos y sus sufrimientos por sus correspondientes egos, los cuales de alguna manera dirigen y encauzan sus acciones y decisiones de su día a día.

Todo ello lo descubriremos y reconoceremos a través de los ojos privilegiados de Ángela. Y cuando digo esto me refiero a que, gracias a esos ojos curiosos y observadores, seremos participes de todas las historias encerradas en las vidas de las personas que pululan por su universo particular, ya sea este el ministerial o el familiar. Ante nosotros se irán describiendo los distintos personajes, ya sean estos compañeros de mayor o menor nivel estatutario, de diferentes tallas, medidas, edades y sexo, a la vez que nos introducirá en su ambiente familiar, abriéndonos las puertas de su casa.

La familia es la otra cara indivisible e inseparable de su yo. En ellos se fraguan los pequeños dramas, los fuegos cotidianos que tiene que apagar nuestra protagonista. Esto tiene un lado positivo, pues a la vez que todos, en mayor o menor medida, la preocupan, causándole angustia y zozobra continuadas en el tiempo, también la retroalimentan al descolocarla y sacarla siempre de su zona de confort. En estas situaciones es cuando vemos a la mujer inteligente, la que sabe elegir el momento y el lugar para argumentar, dirigir y direccionarlos a todos sin perder con ello su humor y su gracia; es decir, la idiosincrasia intrínseca de su ser. 

Esa gracia y comicidad es la que se desprende de la interpretación de sus distintas realidades. Ella sabe como nadie sacarnos en cada página una sonrisa... ver y hacernos mirar el lado amable de la vida. En la cotidianidad de las pequeñas cosas está su felicidad; todos, ya sea en el lado ministerial o en el familiar, le aportan los ingredientes necesarios para que, a pesar  de los años, sepa fluir, avanzar y adaptarse donde otros se han quedado obsoletos, estancados o derivados a una especie de locura.

Con su narrativa sencilla y ágil, Teresa Hernández nos abstrae y reconduce en Crónica ministerial hacia las cosas cotidianas, haciéndonos mirarlas desde otro ángulo. Con su destreza narrativa aligera y alivia las particulares tragedias que inundan nuestras rutinarias vidas, reencontrándonos a través de su lectura con el humor, el pensamiento positivo y el amor, al tiempo que alegramos nuestra mente y enriquecemos nuestro cuerpo, todo ello digno de agradecimiento en estos días.

Por cierto, la ilustración de Kike Alapont es preciosa. Es mirarla y trasladarme al Santa Clara de Enid Blyton.





Teresa Hernández es doctora en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, trabaja en investigación y sus publicaciones se han situado de forma prioritaria en el ámbito científico. 

Comenzó a escribir cuentos desde muy joven, y ha sido galardonada en numerosas ocasiones en certámenes de relatos y microrrelatos, algunoa de especial relevancia por el elevado número de obras presentadas, como el I Concurso Internacional de Microrrelatos "Latin Heritage Foundation" o el I Concurso Mundial de Microrrelatos de la "Internacional Microcuentista".

Es autora, además, de ocho novelas, de las que dos de ellas han sido finalistas en premios literarios. Tiene publicados cuatro títulos que se enmarcan en géneros tan dispares como la comedia y el drama bajo diferentes sellos editoriales.

Las esquinas de mi cabeza es su quinto trabajo de larga extensión y obtuvo el accésit en el II Premio de Narrativa de la editorial Libros Mablaz. Con La galería de los susurros resultó ganadora del III premio de narrativa de la misma editorial.
 http://bhavnika.wixsite.com/thernandez

domingo, 11 de febrero de 2018

RECORDATORIO SORTEO ::: 2 EJEMPLARES DE "2222"

¡Hola a todos!

Os recordamos que el sorteo de 2 ejemplares en papel de la novela 2222, de P.L. Salvador, sigue abierto, pero que ya ha entrado en sus últimos días.

El plazo termina este miércoles 14 a las 0:00 horas, y el viernes 16 daremos a conocer a los dos afortunados ganadores. Así que los más rezagados todavía estáis a tiempo, y a los que ya os habéis apuntado, montones de gracias :)

Para los dudosos, podéis leer la reseña AQUÍ.

¡Besote a todos! 

https://inquilinasnetherfield.blogspot.com.es/2018/01/sorteo-2-ejemplares-de-2222-de-pl-salvador.html
 PINCHAD SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER AL SORTEO :)

viernes, 9 de febrero de 2018

RESEÑA (by MH) ::: LA MECANÓGRAFA DE HENRY JAMES - Michiel Heyns




Título original: The Typewriter's Tale 
Autor: Michiel Heyns
Editorial: Gatopardo
Traducción: Magdalena Palmer
Páginas: 380
Fecha esta edición: 27 noviembre 2017
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 21,95 euros
Imagen de cubierta: Cuarto de trabajo de Henry James en Rye (East Sussex, Inglaterra)


Este libro está inspirado en el personaje de Theodora Bosanquet, Frieda en la novela, quien, entre 1907 y 1916, fue la mecanógrafa del famoso novelista Henry James. Al mismo tiempo que profesa una gran admiración por el escritor, Frieda se siente marginada y subestimada. Sin embargo, la llegada a Lamb House de Morton Fullerton, un seductor periodista amigo de James, pone a Frieda en el punto de mira. A medida que va ganándose la confianza del señor Fullerton, Frieda se verá inmersa en una intriga tan apasionante como las novelas que mecanografía. Todos los personajes que aparecen en esta novela son reales. Éste es el caso también de los escritores Horace Walpole y Edith Wharton, amigos de James, o de Alice y William James, hermanos del escritor.
Hay editoriales que te pones a mirar el catálogo y lo quieres todo. Pero todito-todo. Pues Gatopardo es de esas editoriales. Y encima el último trimestre del año pasado sacó varias novelas contemporáneas que tenían como personajes a autores clásicos que admiro muchísimo: uno de ellos era Thomas Hardy, en la que será mi próxima lectura de la editorial, Invierno, y el otro era Henry James, en este título que os traigo hoy, La mecanógrafa de Henry James (redundando, que es gerundio).

Tengo mucho miedo de que esta reseña se me vaya de las manos en cuanto a extensión, porque quiero hablar de tantas cosas... No solo de la novela, de la historia y de su protagonista, sino de James como persona y escritor, de su obra, de su concepto de la literatura, de la autora Edith Wharton, que también es personaje secundario aunque omnipresente... Pero sé que no debo. Así que a ver cómo me apaño para no soltar un rollo del quince pero sin dejar de tocar todos los puntos importantes (y esto lo digo cuando ya llevo dos párrafos...).

La historia comienza en noviembre de 1907, época en la que Henry James estaba escribiendo su nouvelle Julia Bride (editada por primera vez en España por dÉpoca hace un par de años, por cierto). Lo de escribir es una manera teórica de hablar, pues desde 1894 se veía impedido para escribir sus propios textos a causa de una dolencia en la mano. Sí que escribía su correspondencia, pero la escritura de sus obras era otra cosa debido a su extensión, y tuvo que contratar primero amanuenses, y después mecanógrafas tras la entrada de la máquina de escribir en la rutina de trabajo del escritor. Aquí es donde entra nuestra protagonista, Frieda Wroth, mecanógrafa del autor en la época en la que tiene lugar la novela.

Hace pocos meses que Frieda es la dactilógrafa del ya por entonces célebre escritor Henry James. Sus días en Rye, la pequeña y aburrida localidad donde el autor vive, discurren entre sus horas sentada frente a la máquina de escribir dando ente físico a los dictados de James, y sus paseos por las localidades costeras de los alrededores. Vive en una pensión, no ha trabado amistad con nadie y no se siente realmente valorada por su jefe más allá de su labor como mecanógrafa. Frieda es un personaje muy complejo, con un punto transgresor y moderno muy acentuado para aquellos tiempos, pero que en ningún momento se siente fuera de lugar. Es el tipo de mujer que sin duda existía a principios del XX, pero del que no se solía hablar en la literatura contemporánea a la época (salvo quizás en las obras del propio James, lo que ya comienza siendo un homenaje muy obvio al autor).

Un día aparece por la puerta el atractivo, mujeriego y seductor Morton Fullerton, amigo periodista del autor, aunque mucho más joven que él. Fullerton seducirá a Frieda, pero también le pedirá un favor que concierne a James, y el mundo de Frieda se pondrá del revés. La entrada de Fullerton en su vida no solo despertará sus instintos más naturales (a los que no dudará en responder y dar vía libre sin complejos ni encorsetamientos sociales), sino que pondrá a prueba sus límites morales, e incluso la propia existencia de esos límites, haciéndole cruzar y saltar (sin pensárselo dos veces) barreras de lealtad que hasta ese momento ni se había planteado, y cuyas consecuencias se irán viendo a lo largo de la narración. Poco más os puedo decir sin desvelar más de lo que debo.

La trama, por tanto, gira alrededor de Frieda, pero, como diría Hitchcock, su trama no es más que un mero MacGuffin que esconde aquello de lo que realmente quiere hablarnos el autor: la personalidad y figura de Henry James y su vida en su hogar de Rye, Lamb House, donde vivió desde 1898 hasta su fallecimiento en 1916. Y cuando digo vida me refiero a todo lo que puede circunscribirse a ella: su rutina de todos los días de bajar al saloncito de trabajo y dictar durante horas a su mecanógrafa mientras paseaba de arriba a abajo por la estancia; su agitada vida social, que disfrutaba y le agotaba a partes iguales, llena de continuas visitas a amistades o viajes al continente, así como su enorme hopitalidad, recibiendo visitas constantes de esas mismas amistades y de su familia; la interiorización de su obra literaria, lo que significaban para él la literatura y su profesión de escritor, y su consagración al arte de las letras, a las que dedicó su vida por completo renunciando a una vida personal propia; su deseo de pasar a la posteridad por su obra, de alcanzar la inmortalidad por su trabajo, protegiendo casi con fiereza su intimidad... Era un hombre de profundos afectos que a su vez era muy estimado, pero todo en el ámbito de la amistad al que él, por decisión propia, había reducido su círculo social. 

Estamos por tanto, ante un homenaje a Henry James, pero el autor lo enmascara dentro una novela difícil de encuadrar en un género concreto. Podríamos decir que es una novela de intriga, un noir costumbrista (que creo que me lo acabo de inventar pero es lo que me viene a la cabeza). Y dentro de ese retrato de una época en general, como es la de principios del siglo XX en Inglaterra, y de la vida de los habitantes y visitantes de Lamb House en particular, la tensión va in crescendo hasta llegar a una escena, LA escena, donde el leitmotiv de la trama se resuelve de manera perfectamente congruente con la personalidad del autor... personalidad que marca el ritmo de la novela y que en ese final se despliega en toda su grandeza con una escena sencillamente maravillosa y difícil de olvidar.

La sinopsis del libro nos dice que esta historia está basada en el personaje de Theodora Bosanquet, la última dactilógrafa que trabajó para Henry James desde 1907 hasta la muerte del escritor, en 1916. Y no deja de tener su aquel porque a Theodora, al contrario que a la protagonista del libro, jamás se le pasó por la cabeza traicionar al escritor. De hecho se le podría considerar la persona más cercana a James en sus últimos años de vida, y la propia Virginia Woolf, a través de su editorial, The Hogarth Press, le publicó una especie de libro que contenía sus impresiones sobre los métodos de trabajos de Henry James y su manera de dictarle los textos (¿a qué espera alguna editorial para publicarlo en España? Pregunta lanzada al aire). En ese libro no traicionó nada de lo que pudiera haber visto u observado durante todos aquellos años en Rye. Bosanquet admiraba tanto a su jefe que en ese librito transmitía su fascinación por la genialidad con la que, paseo arriba paseo abajo por el salón que utilizaban como despacho, conseguía transmitir sus pensamientos en frases orales que ella debía pasar a máquina. Lo cierto es que la pobre Theodora pierde mucha ética y valores morales en su trasunta Frieda, pero debemos confiar en que, allá donde esté, no le importe xD.

No puedo dejar pasar la aparición de la escritora Edith Wharton en la novela. Morton Fullerton es un personaje real (periodista norteamericano del Times), y también aparecen por la novela autores como G.K. Chesterton en una aparición meramente testimonial, y Hugh Walpole en otra con algo más de sustancia, pero de todas las personas reales que pululan alrededor de esta historia, es Wharton la que sin duda da más en qué pensar. Amiga íntima de James, su vida privada, que no contaré aquí porque también forma parte de la trama, es conocida para quienes más o menos nos hemos acercado a su persona, pero el retrato que hace de ella la historia a nivel social, visto desde los ojos de la protagonista, es demoledor: avasalladora, egocéntrica, escandalosa, egoísta, clasista, impertinente... un personaje secundario fantástico para agitar tramas; lo dejaremos así. Aunque pobre Edith...

Os recomiendo encarecidamente la lectura de la novela por todas las cosas que os he dicho hasta ahora, pero es que no puedo dejar de mencionar también la frase final de la historia. No las últimas páginas... la frase final. La frase que cierra el libro. Porque para mí fue un click en la cabeza. Había algo que me rondaba durante toda la lectura y no sabía qué era, una mosca cojonera que se me había quedado detrás de la oreja y por mucho que intentase espantarla ahí estaba, página tras página. Y entonces llegué a a esa última frase y pensé... bueno, no os digo lo que pensé, que una miss de Netherfield no debe decir tacos (¿cojonera es un taco? xD): solo los piensa, y por fuera esboza una media sonrisita de Mona Lisa que esconde una satisfacción como un piano de grande. 

El caso es que no puedo entrar en detalles, no os puedo decir nada (y mirad que lo siento), pero para mí esa frase cierra de manera perfecta el círculo que es la novela y le da pleno sentido... porque hasta ahí era una fantástica novela con destellos que me inquietaban porque no terminaban de encajarme, aun sabiendo que tenían que tener un por qué aunque yo no lo viese (soy muy tiquis y consciente de ello a mi pesar, ya lo he dicho más de una vez). Pero después de esa frase, no hay más que hablar: ni destellos ni inquietudes. Un cierre fantástico.
 
Sufro por no poder ser más explícita, y encima creo que no he cumplido lo de no soltar un rollo del quince. En resumidas cuentas, Michiel Heyns, con una prosa precisa y preciosista (pero en absoluto pesada), se adentra en las entrañas del último refugio de Henry James con la evidente intención de socavar e implosionar sus cimientos y la tranquilidad  que allí ha construido, atacando aquello que le es más precioso. ¿Su arma? Una mecanógrafa insatisfecha que, a partes iguales, se ve manipulada por un vividor y arrastrada por su propia mente un tanto complicada. ¿Lo conseguirán? Pues ya estáis tardando en leerlo y averiguarlo. Y no, por si alguien se lo pregunta, no hace falta admirar a James para disfrutar de este libro, pero qué duda cabe que si se le admira, pues más mejor, que diría aquel xD.


Michiel Heyns (Stellenbosch, Provincia Occidental del Cabo, Sudáfrica, 1943) es novelista, traductor y crítico literario. De 1893 a 2003 fue profesor de Literatura Inglesa en la Universidad de Stellenbosch. A partir de 2004 se dedicó por completo a la literatura.

De sus novelas cabe destacar: The Children's Day (2002), The Reluctant Passenger (2003), Bodies Politic (2008), Last Ground (2011), Invisible Furies (2012), A Sportful Malice (2014) y I am Pandarus (2017).

De su labor como traductor debemos señalar la traducción del afrikáner al inglés de The Way of Women de la escritora sudafricana Marlene van Niekerk. Ha sido galardonado con los premios Herman Charles Bosman y The Sunday Times Literary, entre otros.